Marco Ruano es Consejero Delegado en Sanzar y tiene un doctorado y una maestría en Ingeniería Aeronáutica de la Universidad Politécnica de Madrid. Además es Profesor Asociado en el Departamento de Economía de la Universidad Complutense y en el Carlos III de Madrid y estuvo 16 años trabajando en el consorcio Airbus. Es profesor invitado del Máster de Pruebas de Vuelo de la Universidad Politécnica de Madrid y Consultor de diferentes Empresas de Construcción de Aeropuertos

En los últimos años, sus principales áreas de investigación han sido: 

  • Flying Cars: integración de actuadores inerciales mejorando la estabilidad y el rendimiento
  • Drone-puertos y sostenibilidad en los sistemas de aeronaves no tripuladas
  • Evaluación de la sostenibilidad en aeropuertos terminales por medio de indicadores.

Y desde hace 1 año y medio dirige SANZAR: Agricultura de Precisión y Ganadería basada en Inteligencia Artificial y Big Data

Entrevista en vídeo

Entrevista en audio (podcast)

Agricultura de Precisión y Ganadería basada en Inteligencia Artificial y Big Data

La agricultura es una de la prácticas, para el sustento del ser humano, más antigua que hay, desde hace más de 3000 años, los cultivos han sido de gran importancia para mantener el hogar, bien sea para el consumo o por actividad comercial. Con los años se mantienen muchos métodos tradicionales para tratar los suelos y cultivar las hortalizas o vegetales, según sus características.

Hoy en día, existen tecnologías avanzadas, que ayudan a recoger los datos de los cultivos con gran precisión, y que han venido para facilitar el proceso de la agricultura, beneficiando al medio ambiente. De ello habló en una entrevista el Ingeniero Marco Ruano, quien es Consejero Delegado en Sanzar, y que explicó la importancia de la recolección de los datos por drones y satélites, para realizar los diagnósticos de los cultivos

Oportunidades en España para  ingenieros aeronáuticos

El especialista considera que, hoy en día, los ingenieros aeronáuticos tienen más opciones en España, que cuando él terminó la carrera, ya que cuando se incorporó al mundo laboral, las ofertas eran menos. Una muy importante era Airbus, donde estuvo trabajando, y se encuentra en el país desde 1920, pero que procedía de las antiguas construcciones aeronáuticas.

Es cierto que el mundo aeroespacial ha crecido mucho, y sobre todo, que se espera un desarrollo bastante importante, en los próximos años, por lo que Ruano, destaca que esos avances no solo serán en el mundo dedicado a los aviones, sino también en todo lo que es el espacio, los satélites y los datos, que se utilizan en la vida diaria.

¿Ciencia ficción o realidad?

Hay elementos aeroespaciales que se siguen viendo como ciencia ficción, pero el experto asegura que realmente existen, por lo que quiso contar la experiencia vivida en el World Congress del Tráfico Aéreo, que lleva una parte también de drones, y en donde se enteró de que la Policía Nacional de España, tiene expuesto uno de los primeros o de los que está volando más, que es un Flying Cars.

Este vehículo es similar a un dron, pero más grande, donde puede entrar una persona, aunque es autopiloto, es decir, que vuela sin piloto. La Policía Nacional adquirió uno, y además están en fases muy adelantadas de certificarlo para poder volar en España, por lo que Ruano enfatiza que, si llegase a pasar, serían los primeros en toda Europa en volar este tipo de vehículos, algo verdaderamente significativo para la nación.

Agricultura de precisión desde el espacio

Aunque la agricultura suele ser más tradicional, ya que siguen los mismos métodos desde hace más de 4000 años, SANZAR ofrece innovación en la manera de hacer los diagnósticos de los cultivos, tomando datos de estos para valorar su estado y luego tomar las mejores decisiones.

Con estos datos de los cultivos, se pueden reducir costes, que no son necesarios, para lograr ser más eficiente, que eso cualquier productor o agricultor le va a interesar. Por otro lado, está el tema medioambiental, porque el programa está inclinado hacia la evasión de la contaminación ambiental.

¿En qué consiste la agricultura de precisión?

Se pueden tomar datos desde satélites, o desde un dron. Si es de un dron, son más precisos, porque pueden llegar más cerca de los cultivos, y los datos son tomados con unas cámaras especiales que se llaman multiespectrales, las cuales alcanzan más espectros que el propio ojo humano, pudiéndose valorar ¿en qué estado está el cultivo?, y ¿qué es lo que necesita ese cultivo?

El experto asegura que SANZAR está focalizada en la reducción de fertilizantes, porque estos son, prácticamente, una de las causas más importantes de contaminación de los suelos, y por tanto, también del agua, afectando tanto el medio ambiente, como a las personas. Asimismo, estos productos elevan los costos para los agricultores, por lo que también han creado un software para la aplicación precisa de los fertilizantes.

El ingeniero Ruano manifestó, además, que la empresa tiene proyectos en Suramérica, específicamente en Paraguay, en donde tienen convenios tanto con la Universidad, como con un Instituto Tecnológico Agrícola, de investigación relacionada sobre todo, con el cultivo de la soja, pero también tratan trigo, arroz y maíz, con resultados muy esperanzadores.

Por lo que ratificó que, es así como funciona lo que se llama big data, cuantos más datos se obtengan, mejor serán los resultados, y a su vez, se le ofrecerán mejoras al productor.

¿Por qué escoger esta tecnología y no la manera tradicional?

Según Marco Ruano, es cuestión de confianza, al igual que en otros mundos, incluso en el aeroespacial, introducir una nueva tecnología o algo que es diferente, es muy complicado, y más en la agricultura, que es un sector muy tradicional.

Al comparar resultados de una foto multiespectral térmica, con los ojos humanos, y garantizar que es mucho más eficiente el diagnóstico, pueden generarse dudas entre los granjeros, para decidir si continúan por el modelo tradicional, o experimentan con la tecnología.

Sin embargo, el experto invitado asegura que para que los productores agrícolas puedan hacer un test en un punto determinado, tienen que recorrer todos los días la estancia, movilizar mucha gente y dedicarle tiempo, mientras que con la tecnología propuesta por SANZAR se puede hacer esto con los drones, y además ver toda la evolución y descubrir problemas con antelación.

Por otro lado, el control en las cantidades de fertilizante conlleva a menos contaminación de los suelos y de la productividad, con esta tecnología se sabe la cantidad exacta a esparcir, y el lugar preciso que lo requiere. Es cierto que existen ingenieros o personal técnico, con experiencia en el uso de los fertilizantes en los cultivos, pero el propósito de esta tecnología aeroespacial, es darle más herramientas, para que ellos puedan hacer todavía mejor su trabajo.

La empresa brinda la oportunidad de acceso a los productores que no pueden acceder a ese tipo de herramientas, y ofrecen algo sencillo, que se usa desde el teléfono móvil con acceso a la plataforma, vía online. Tienen varias etapas, una que no necesita vuelos de drones, que puede ser utilizada directamente sobre la tierra, y otra para mayor precisión en la información recogida, que si realiza un vuelo de drones.

Para Ruano, una de las primeras aplicaciones de los drones, ha sido en la agricultura, pero ya se han venido empleando en el control y prevención de incendios, porque llegan a zonas con difícil acceso, y existe la posibilidad, de localizar focos de calor por medio de otro tipo de tecnología.