Los tres grandes supermercados Aldi, Asda y Morrisons establecieron límites de compra “racionamiento” para algunas líneas de productos, dentro de las hortalizas los tomates, pimientos y pepinos

¿Qué hay detrás de la escasez?

En principio, ciertas verduras y frutas frescas son difíciles de conseguir en el Reino Unido como resultado de una combinación desafortunada de mal tiempo que reduce la cosecha en Europa y el norte de África, así como menores suministros de los productores del Reino Unido y Holanda afectados por el aumento en las facturas de energía para los invernaderos

En esta época del año, Gran Bretaña depende de España, Marruecos, Túnez y Egipto para la mayor parte de las importaciones de ensaladas. Sin embargo, estos cultivos se han visto afectados por un clima inusualmente frío el mes pasado.

Como resultado, la demanda de productos españoles y marroquíes para llenar el vacío ha superado la oferta, y los minoristas no pueden acceder a la cantidad de alimentos que necesitan o se enfrentan a pagar precios significativamente más altos por lo que está disponible.

Por otro lado, algunos productores del Reino Unido han criticado a los minoristas británicos por querer vender alimentos a un precio demasiado bajo, a menudo por debajo del costo de producción. Sin embargo, los supermercados son reacios a subir los precios porque no quieren perder clientes frente a sus rivales durante la crisis del costo de vida.