Hoy nos visita Tamara Istambul, empresaria y cofundadora de Autocines, que ha traído a España una forma de entretenimiento popularizada en Estados Unidos: el autocine. Esta experiencia ofrece una mezcla de nostalgia y modernidad, permitiendo a los espectadores disfrutar de películas desde la comodidad y privacidad de sus propios vehículos. Con instalaciones fijas en ciudades como Madrid y Málaga, Autocines ofrece no solo películas de estreno, sino también un servicio personalizado que incluye comida entregada directamente a los coches, convirtiendo una noche de cine en una experiencia completamente única.

¿Qué son y cómo funcionan los autocines?

Los autocines o «drive-in» son una forma de ocio que combina la emoción del cine con la privacidad del automóvil propio. Originados en la década de 1930 en Nueva Jersey, esta modalidad se ha expandido globalmente, siendo una forma popular de ver películas al aire libre. Los asistentes llegan en sus vehículos a un espacio designado, sintonizan una frecuencia de radio para escuchar el audio de la película, y disfrutan del filme desde su coche. Esta configuración no solo ofrece una mayor seguridad en comparación con los cines tradicionales, sino que también aporta un toque de nostalgia y una experiencia de visualización única.

Innovación y Adaptación en la Era Moderna

A lo largo de los años, los autocines han evolucionado para adaptarse a las nuevas demandas del público. En la actualidad, estos lugares no solo muestran películas, sino que también funcionan como espacios para conciertos y otros eventos, proporcionando servicios de comida y bebida directamente a los vehículos. Tamara Istambul señala que la pandemia y los cambios en los hábitos de consumo han influido significativamente en la industria del cine, pero también han ofrecido oportunidades para innovar y desarrollar nuevos modelos de negocio como el autocine, que ha visto un resurgimiento en su popularidad.

El Impacto Cultural y Social de los Autocines

El autocine no es solo una alternativa de entretenimiento; es también un reflejo de los cambios culturales y sociales. Según Tamara, aunque se percibe como una actividad predominantemente veraniega, los autocines son muy frecuentados en invierno, gracias a la comodidad de permanecer en el automóvil. Esto demuestra cómo los autocines han sabido adaptarse y ofrecer un servicio que atrae a los espectadores durante todo el año, sin importar las condiciones climáticas.

Futuro y Expansión de Autocines

Mirando hacia el futuro, Tamara y su equipo planean expandir su modelo de autocine a otras ciudades dentro y fuera de España, como Barcelona. Este modelo de negocio, que combina la exhibición de películas con eventos corporativos y otras actividades, representa una innovación en el sector del entretenimiento que responde tanto a las demandas del mercado como a las preferencias del público moderno.

En conclusión, la visión de Tamara Istambul y su implementación de los autocines en España no solo han revitalizado un formato clásico de entretenimiento, sino que también han introducido nuevas formas de disfrutar del cine, adaptadas a las necesidades y expectativas actuales.