Un estudio de Pew Research comenta que al mismo tiempo que se pone de manifiesto la presencia intensiva de la cultura de la cancelación, se ve una tendencia clara a la saturación y al rechazo, marcada por diferencias ideológicas, de recursos culturales, de sexo y de raza.

Bajo estas constataciones, se pone en evidencia que es un movimiento que ha calado mucho, pero con el rechazo inicial (ideológico y por falta de equidad, no se cancela todo por igual) de parte de la población y con la saturación y rechazo progresivo de parte de la que inicialmente lo aceptaba.

Entrevista en vídeo

Entrevista en audio (podcast)

La Cultura de la Cancelación ¿aceptada o rechazada?

La cancelación está tan a la orden del día que ya se habla de la “cultura de la cancelación”. Quizá sea un poco exagerado y sólo un signo de los tiempos elevar tan rápido una cierta práctica o conjunto de prácticas, bastante reciente, a la categoría de “cultura”, pero así son las cosas en la actualidad, continuamente aceleradas. Y cabe sospechar que, tratándose de cancelación, la tendencia sea más bien la cancelación de la cultura que el establecimiento de ninguna cultura basada en la cancelación, dada la resonancia con la censura.

¿Qué es la cancelación?

En realidad, puede adoptar muchas formas, pero su manifestación más frecuente es una llamada de atención pública a una persona o institución, una amonestación sobre algo que se le atribuye al objeto de cancelación. Si alguien identifica en este artículo algo que no le gusta, es fácil, según vemos cada día, que eleve su particular percepción a categoría y adopte el papel de censor, primero mediante la amonestación y, si encuentra eco, mediante la cancelación propiamente dicha, que supondrá el silenciamiento o el ostracismo del autor, su muerte civil.

Como sucede en las dictaduras con la prensa, estos movimientos, tanto da si son espontáneos o no, institucionales o no, intentan instituirse como borradores de amplias áreas de la cultura, en la medida en que cultura es cuanto producen las personas, deviniendo así en cancelación de la cultura.

Cuánto se habla de la cultura de la cancelación

La tendencia que hoy nos ocupa ha cobrado un auge importante en EE. UU. en primer lugar, al parecer, aunque ya tenemos noticia palpable en Europa y en particular en España.

Cuánto han escuchado los americanos sobre la cultura de la cancelación

Cuánto han escuchado los americanos sobre la cultura de la cancelación

Según datos de Pew Research Center, que ya en 2020 se interesó por saber cuánto se hablaba de la cultura de la cancelación, buscando evidencias del uso de esta expresión en la calle, la proporción de ciudadanos americanos que habían oído hablar reiteradamente de la cultura de la cancelación era en 2020 el 44% y esa cifra ha alcanzado en 2022 el 61%, es decir, ha crecido un 40%.

Por tanto, actualmente ya es mayoritaria la presencia del topic en la comunicación, sea entre personas o en los espacios públicos. Si sumamos a los que la han oído reiteradamente los que lo han hecho, pero no demasiado, nos situamos ya en casi 8 de cada 10 personas.

Esta penetración creciente en el discurso, como suele suceder, no es homogénea, puede alcanzar el 79% entre los liberales, 18 puntos por encima del conjunto de la población, o quedar algo por debajo de la mitad, 45% y 47%, entre las personas sin estudios y de raza negra, respectivamente, únicos colectivos en los que los expuestos reiteradamente a la expresión son menos que el resto.

Junto con los liberales, dentro del área de influencia demócrata, los que tienen mayor nivel de estudios (College+) y los jóvenes (18-29 años) superan la frontera de los ¾ del total, con un 77% en estos dos últimos casos.

A continuación, los Conservadores, dentro del área de influencia republicana, también están por encima del total, con un 69% y muy cerca encontramos al conjunto de los hombres, con un 68%, considerablemente por encima, éstos, de las mujeres, que superan por poco la mitad (54%). La raza blanca es la más expuesta a la cultura de la cancelación en el plano discursivo, con un 64%.

En general, los grandes bloques ideológicos no se diferencian mucho entre sí, pero contienen diferencias internas, según las cuales los más moderados parecen más lejos de la cultura de la cancelación, han oído menos la expresión que los que están en posiciones más claramente marcadas y ahí sí encontramos también diferencias importantes entre conservadores y liberales, más próximos éstos al topic.

La mayor polarización, por tanto, está asociada a diferencias educativas (32 puntos de distancia entre los niveles máximo y mínimo), de edad (24 puntos de distancia entre los jóvenes y los mayores de 50 años), de raza (17 puntos de distancia entre blancos y negros) y al sexo (14 puntos entre hombres y mujeres). La conjetura obvia de que las personas escuchan mucho más a otras personas de su círculo o la voz de medios afines hace pensar que los que más han oído hablar de la cultura de la cancelación pertenecen a colectivos en los que o bien hay una afectación o una práctica diferenciales, cuestiones sobre las que en cada caso sólo podríamos establecer hipótesis. Sintéticamente, hombres-blancos-jóvenes-formados-liberales parecen muy expuestos al topic, por contraste con mujeres-negros-mayores-sin estudios-conservadores. ¿Son los primeros más a menudo víctimas de la cancelación o ellos mismos la practican más?

Adultos jóvenes, graduados de universidad y demócretas liberales oyen sobre la cultura de la cancelación

Adultos jóvenes, graduados de universidad y demócretas liberales oyen sobre la cultura de la cancelación

Muy oportunamente, Pew Research indagó acerca de los efectos de la cancelación, distinguiendo uno positivo, según el cual las llamadas de atención propias de los procesos de cancelación contribuirían a hacer conscientes y responsables de sus acciones a las personas (amenazadas de cancelación), y uno negativo, según el cual aquellos procesos tenderían más bien a castigar a gente que no lo merece.

Globalmente, tanto en 2020 como en 2022, hay más que ven efectos positivos que los que los ven negativos, pero la proporción de los primeros ha caído apreciablemente. Desde el 58% de 2020 al 51% de 2022. Y aquí la diferencia entre el área republicana y el área demócrata es muy grande; ya lo era en 2020 y también lo es en 2022, si bien en términos absolutos ha decrecido, debido a que los demócratas se han movido más hacia el equilibrio de lo que lo han hecho los republicanos en sentido contrario.

Los americanos están ahora más divididoss sobre si el comentar sobre otras personas en redes puede tener consecuencias o no

Los americanos están ahora más divididoss sobre si el comentar sobre otras personas en redes puede tener consecuencias o no

Siendo la tendencia general la marcada por el conjunto de la población, es decir, a considerar con el tiempo menos positiva la cancelación, los demócratas, que partían de una mayoría muy clara de ¾ han caído por debajo de 2/3, en tanto que los republicanos, que partían de una mayoría contraria del 56% han crecido en el mismo sentido sólo hasta el 62%.

Atendiendo al sexo y a la raza, variables con diferencias claras en la exposición al topic, como sabemos, los hombres y las mujeres, con diferencias claras, aunque no abrumadoras, se distinguen por el dominio de posiciones contrapuestas, siendo mayoría los hombres que perciben negativamente la cancelación y las mujeres que la ven positivamente.

71% de los adultos de raza negra opinan que comentar sobre contenido ofensivo de redes de otras personas hace que sean más responsables

71% de los adultos de raza negra opinan que comentar sobre contenido ofensivo de redes de otras personas hace que sean más responsables

Las diferencias son más acentuadas según la raza, pues los negros acentúan la percepción positiva, incluso por encima de la de los demócratas, alcanzando un 71%, seguidos de hispanos y asiáticos con 10 puntos menos, mientras que los blancos se dividen con ventaja para los que atribuyen efectos negativos a la cancelación, aunque, en términos estadísticos, más bien tímidamente, si se permite la expresión.

Cuál es la tendencia general sobre la cultura de la cancelación

Para dar una visión final muy resumida, lo que muestra el estudio de Pew es que, siendo la cancelación un movimiento que podríamos calificar de punitivo/reeducativo, puesto que, desde luego, el propio término cancelación excluye bien claramente cualquier dimensión argumentativa, la razón de su debilitamiento como fuente de bienestar general, que vendría dado por la mejora de los amonestados por la vía de la conciencia, y el progresivo fortalecimiento de la percepción negativa, dada por la injusticia del castigo a gente que en realidad se estima que no lo merece, podría ser doble y discurrir de manera diferenciada por los estratos poblacionales, en particular por los bandos ideológicos, que, como hemos visto, se hallan en polos casi opuestos.

La cultura de la cancelación como movimiento punitivo-reeducativo

La cultura de la cancelación como movimiento punitivo-reeducativo

Una de las dos razones sería la inequidad de la cancelación, respecto de la cual el área conservadora se consideraría perjudicada injustamente, lo que contribuiría directamente a su rechazo de la cancelación, expresado en su escasa atribución de efectos positivos, al tiempo que indirectamente reforzando la que sería la segunda razón, a saber, la saturación que tiende a producir todo tópico discursivo del que tarde o temprano se termina abusando, saturación que aun si no estuviese produciendo rechazo directamente, estaría produciendo debilitamiento, como mostraban los datos del área demócrata, debilitamiento que finalmente podría incrementar, como vemos, lentamente, el rechazo.

Quizá lo mejor que nos puede pasar a la cultura de la cancelación es que se agote antes de llegar a ser realmente una cultura, pues su destino lógico es la paradoja de una cultura que mata la cultura.

Libros recomendados por Alejandro Guerrero (TOP 3)

Conoce nuestros programas

Patrocinador de Sección

Streaming para empresas

Patrocinador de Google Ads

Servicios de Streaming para Empresas
Anuncio Producción Virtual con Escenarios 3D
Alquiler de Estudios de Grabación en Madrid
Anuncio Grabación con Drones
Anuncio Grabación de Cursos e Infoproductos

Formación en Nuevos Negocios

Negocios de Futuro formación en transformación personal y digital

Google Ads