En el reciente episodio de «Tinku Corporate Talks» en Tinku Televisión, el afamado presentador Mario Caira tuvo el placer de entrevistar a dos figuras destacadas del mundo del arte y la cultura: Rolando González, cantante y actor, y Amparo González, fundadora y directora del Grupo Ritus. Durante la conversación, los invitados compartieron sus ricas trayectorias, revelando cómo han logrado sostener su pasión y amor por el arte a través de los años, desde la fundación de Grupo Ritus en 1978.

Amparo González relató los inicios del grupo, marcados por la innovación y el deseo de introducir el teatro musical en España, un género que por entonces era prácticamente inexistente en el país. La fundación de Grupo Ritus, según Amparo, fue una respuesta al vacío artístico de la época y una apuesta por el teatro musical que se inspiró en grandes obras como «Jesucristo Superstar». Por su parte, Rolando González, además de compartir su amor por la música y el arte, habló de su pasión por la gastronomía y su labor como chef, un oficio que considera un arte en sí mismo y que complementa su carrera artística.

Durante la entrevista, ambos invitados destacaron la importancia de la sinergia entre arte y espectáculo, enfatizando cómo el arte debe ser comunicado y sentido para poder ser transmitido al público. Abordaron también la sustentabilidad del arte como medio de vida, discutiendo el equilibrio entre la pasión por el arte y la necesidad de vivir de él.

Un punto central de la conversación fue el próximo proyecto de Grupo Ritus: un musical que recoge lo mejor de diversos clásicos, presentando un espectáculo que promete ser una fusión de talento y pasión. Este evento no solo servirá como muestra de su talento y dedicación, sino que también apoyará a la asociación del Buen De, dedicada a ayudar a personas desfavorecidas en distintas partes del mundo.

La entrevista reflejó el compromiso de los artistas con la sociedad y la importancia de mantener vivo el arte y la cultura. Mario Caira, con su conocida habilidad y carisma, condujo la conversación de manera que ilustró no solo el viaje personal y profesional de los invitados, sino también la relevancia de la creatividad, la innovación y el compromiso social en el mundo del arte y la cultura.