En los últimos años me he venido dedicando al comercio internacional de frutas y hortalizas en España y he notado algo muy interesante que quiero compartirles y es que en medio de la crisis climática, social, económica e inflacionaria hay muchas oportunidades de hacer negocios. Hacerlo con alimentos es uno de ellos, que es de las cosas más importantes en la vida, porque comemos mínimo 3 veces al día. 

Las compañías internacionales que importan y/o exportan alimentos como frutas, aceites, vino, etc, buscan cada vez más socios comerciales en el mundo, y aquí entra el papel de un buen trader, quien se encarga del análisis constante del mercado, negociación de precios y condiciones de pago a favor de la operación. Hace un trabajo constantemente arduo e importante para la apertura de mercados de estas compañías. Aqui les comento por que trabajar con uno y cómo elegir bien a este socio comercial