En el reciente episodio de Tinku Corporate Talks, Mario Caira tuvo el placer de entrevistar a Alicia Piñar Real, Directora de ESG en la Fundación Juan XXIII. La conversación abrió con un breve comentario sobre la calidad de servicios de streaming, antes de adentrarse en temas más sustanciales como los criterios ESG (ambientales, sociales y de gobernanza) y su creciente importancia en el ámbito empresarial.

Alicia explicó que los criterios ESG, anteriormente considerados voluntarios, se están convirtiendo en mandatorios para las empresas, destacando la evolución desde la responsabilidad social corporativa hacia una obligatoriedad en la sostenibilidad. Detalló cómo estos criterios afectan no solo a las operaciones internas de las empresas sino también a su relación con los stakeholders y la importancia de la escucha activa para entender y mitigar su impacto ambiental, social y de gobernanza.

La directora de la Fundación Juan XXIII compartió cómo su organización ha implementado estos criterios ESG, vinculándolos estrechamente con el compliance o cumplimiento normativo. Resaltó el proceso de obtener el sello AENOR de sistema de gestión de compliance, un esfuerzo que no solo ayuda a la fundación a identificar y cumplir con sus obligaciones legales y voluntarias, sino también a mejorar continuamente y fortalecer la transparencia y la confianza tanto interna como externamente.

Alicia puso énfasis en la importancia de la formación del personal en temas éticos y la creación de un canal de denuncias para fortalecer la cultura de cumplimiento dentro de la fundación. También abordó el proceso de auditoría, describiéndolo como beneficioso y esencial para entender y mejorar las operaciones de la entidad.

La entrevista cerró con un intercambio cordial y la promesa de una futura visita a la fundación, destacando la importancia del trabajo que realiza la Fundación Juan XXIII en la inserción social y laboral de personas en situación de vulnerabilidad. La conversación no solo arrojó luz sobre la importancia de los criterios ESG y el compliance en el mundo corporativo, sino que también subrayó el compromiso de la fundación con la responsabilidad social y la gobernanza ética.