Un Nuevo Amanecer en el Tratamiento de las Adicciones: La Metodología Victoria

En un reciente episodio del programa «Tinku Psicología y Coaching», transmitido por Tinku Televisión, la presentadora y directora Catalina Sarmiento recibió a Bernardo Ruiz Victoria, un renombrado psicólogo clínico especializado en adicciones. La conversación profundizó en su innovador enfoque para combatir la dependencia al alcohol y las drogas a través de su programa «Victoria», un método terapéutico de corta duración pero de efectos profundamente transformadores.

El Programa Victoria: Rompiendo Paradigmas en la Terapia de Adicciones

El psicólogo Bernardo Ruiz Victoria, con más de cuatro décadas de experiencia en el campo de la psicología clínica y el tratamiento de adicciones, ha desarrollado un método revolucionario que promete una recuperación acelerada y efectiva en comparación con los tratamientos convencionales. El «Programa Victoria» se caracteriza por ser un retiro terapéutico de diez días que se lleva a cabo en un ambiente hotelero, con un número reducido de participantes, que varía entre cuatro y ocho personas. Este enfoque permite una atención más personalizada y un proceso de aprendizaje intensivo para vivir sin dependencia de sustancias.

Transformación Rápida y Sostenible

Durante la entrevista, Bernardo explicó que la clave del éxito de su programa radica en su capacidad para provocar una transformación significativa en un lapso breve. Los participantes experimentan un cambio notable que normalmente requeriría meses de internamiento en otros métodos. Este cambio no solo es rápido, sino que también perdura, equipando a los individuos con las herramientas necesarias para enfrentar la vida sin la necesidad de recurrir al alcohol o a las drogas.

Preparación y Seguimiento: Claves para el Éxito

Antes de que los participantes ingresen al retiro, se realiza una fase de preparación que incluye evaluaciones y sesiones motivacionales, que pueden ser presenciales o en línea. Esta etapa es crucial para asegurar que los individuos estén listos para el proceso que experimentarán durante el retiro. Además, el programa no concluye al finalizar los diez días; sigue un seguimiento continuo que apoya a los individuos en su reintegración a la vida cotidiana, lo que es fundamental para el éxito a largo plazo.

Enfoque Humanístico y Pragmático

Bernardo subraya la importancia de tratar la adicción como una enfermedad, en lugar de un vicio o una falla moral. Comparó la adicción con condiciones como la miopía, sugiriendo que aunque la condición subyacente permanezca, sus efectos pueden gestionarse adecuadamente. Esta analogía resalta que, aunque la adicción no «desaparece», es perfectamente manejable con las estrategias correctas, permitiendo a los individuos llevar una vida normal y satisfactoria.

El Rol Crucial de la Familia

El apoyo familiar es vital en el proceso de recuperación. Bernardo enfatizó cómo las familias a menudo detectan el problema antes y pueden jugar un papel decisivo en motivar y apoyar al individuo a través del tratamiento y más allá. Además, el programa trabaja estrechamente con las familias para ayudarlas a entender cómo pueden apoyar efectivamente a sus seres queridos sin caer en la codependencia.

Educación y Empatía

En una era donde la estigmatización de las adicciones sigue siendo un obstáculo significativo para quienes buscan ayuda, Bernardo y su programa se esfuerzan por educar tanto a los pacientes como al público en general sobre la naturaleza de las adicciones y cómo tratarlas eficazmente. Esto incluye entender los disparadores de comportamiento adictivo y cómo enfrentarlos sin recurrir a sustancias.

Innovación en la Terapia de Adicciones

En su libro «Objetivo Libertad», Bernardo detalla los principios de su metodología, proporcionando una guía práctica para aquellos que buscan entender o aplicar su enfoque. Además, la disponibilidad de recursos como vídeos de relajación y ejercicios en plataformas como YouTube complementan el aprendizaje y la práctica diaria para los interesados.