Catalina Sarmiento, directora y presentadora de Tinku Psicología y Coaching, nos llevó en esta ocasión a una entrevista reveladora con Ivette Rodríguez, la CEO de «Tu Vida es AHORA» y autora del libro Cuentos de tu LOCA, Mensajes de tu SABIA: Estrategias para Amarte y Ser Feliz Ahora. Desde Miami, Florida, Ivette compartió con nosotros su vasto conocimiento en el campo del empoderamiento femenino, un tema que ha sido el eje central de su carrera durante los últimos diez años. Con una trayectoria que abarca desde el arte hasta la transformación personal, Ivette ha tocado vidas en más de una docena de países y ha ofrecido talleres que buscan empoderar a las mujeres latinas y de habla hispana.

El Amor Propio: Más que una Tendencia

Ivette comenzó la entrevista aclarando un punto crucial: el amor propio no es narcisismo ni egocentrismo. Estas concepciones erróneas pueden confundir a las personas sobre la verdadera esencia del amor propio. Para Ivette, el amor propio es un profundo sentido de autocomprensión y reconocimiento, una aceptación incondicional de uno mismo que no está basada en logros externos o en las opiniones ajenas, sino en el simple hecho de existir. Este amor es fundamental para el bienestar emocional, ya que es la base sobre la cual se construyen todas nuestras relaciones y logros en la vida.

La Importancia de las Relaciones Interpersonales

Ivette destacó que cualquier cosa que queramos lograr en la vida, ya sea en el ámbito personal o profesional, se realizará a través de nuestras relaciones interpersonales. La calidad de estas relaciones, a su vez, depende de la calidad de nuestra relación con nosotros mismos. Si no tenemos un sólido sentido de amor propio y autoestima, es prácticamente imposible establecer relaciones saludables y significativas con los demás. Así, la base de toda prosperidad y éxito radica en cómo nos relacionamos con nosotros mismos.

La Autoestima: Un Viaje de Transformación

Contrario a lo que muchos pueden pensar, la autoestima no es algo estático ni un destino predeterminado. Ivette enfatizó que nuestra autoestima es el resultado de nuestras creencias y decisiones, muchas veces inconscientes, que hemos tomado sobre nosotros mismos a lo largo de nuestras vidas. Estas creencias pueden ser cambiadas y transformadas si estamos dispuestos a hacer el trabajo necesario. No se trata de un virus o un hechizo, sino de decisiones y conclusiones que hemos hecho y que pueden ser revaluadas y ajustadas.

Asumir la Responsabilidad Radical

Uno de los puntos más poderosos de la entrevista fue la idea de asumir una responsabilidad radical sobre nuestras vidas. Esto implica dejar de lado cualquier papel de víctima y tomar control total de la calidad de nuestra relación con nosotros mismos. Ivette explicó que, aunque no podemos cambiar los eventos traumáticos del pasado, sí podemos cambiar cómo los interpretamos y cómo dejamos que estos eventos afecten nuestras vidas presentes. Este enfoque es fundamental para cualquier proceso de empoderamiento personal.

Herramientas y Prácticas para el Amor Propio

Ivette compartió varias herramientas y prácticas que pueden ayudar a fortalecer el amor propio. Una de las más importantes es la práctica de la presencia, que no necesariamente debe ser confundida con la meditación formal. Se trata de dedicar tiempo diario para estar con uno mismo, respirar y reflexionar antes de comenzar el día. Este pequeño acto puede hacer una gran diferencia en cómo nos sentimos y actuamos.

Otra práctica crucial es aprender a decir «sí» cuando realmente lo sentimos y «no» cuando es necesario. Esta autenticidad en nuestras respuestas nos ayuda a mantenernos fieles a nosotros mismos y a nuestras necesidades, evitando así el agotamiento y la frustración que viene de intentar complacer a todos menos a nosotros mismos.

Enfrentando el Pasado para Sanar el Presente

Ivette subrayó la importancia de trabajar en las heridas del pasado. Si llevamos cargas emocionales no resueltas, estas afectarán negativamente nuestra autoestima y amor propio. Abrir la «caja de Pandora» y permitirnos sentir y procesar emociones como la tristeza, el dolor y la rabia es esencial para sanar y avanzar. Este proceso puede requerir la ayuda de profesionales como psicólogos, coaches o terapeutas, quienes pueden ofrecer un espacio seguro y neutral para la exploración y sanación.

Un Viaje Personal y Profesional

A lo largo de la entrevista, Ivette compartió experiencias personales que ilustran su camino hacia el empoderamiento. Habiendo pasado por una relación abusiva, ella entendió la importancia de trabajar en su propia autoestima y amor propio. Esta experiencia no solo la transformó personalmente, sino que también le dio las herramientas y la comprensión necesarias para ayudar a otras mujeres en su camino hacia la autoaceptación y el empoderamiento.

La Transformación es Posible

Ivette Rodríguez concluyó la entrevista enfatizando que el cambio y la transformación son posibles para todos. No importa cuán profunda sea la herida o cuán baja sea la autoestima, con el compromiso adecuado y las herramientas correctas, cualquier persona puede comenzar a construir una relación sana y amorosa consigo misma. El primer paso es decidir que estamos insatisfechos con nuestra situación actual y comprometernos a hacer el trabajo necesario para cambiarla.

Recursos y Apoyo Continuo

Para aquellos interesados en seguir profundizando en estos temas, Ivette ofrece varios recursos a través de su página web y sus redes sociales. También mencionó su libro, «Cuentos de tu Loca, Mensajes de tu Sabia», que ofrece estrategias prácticas para amarse y ser feliz en el presente. Este libro es una guía llena de ejercicios y consejos prácticos que pueden ayudar a cualquier persona en su camino hacia el empoderamiento y la autoaceptación.

En resumen, la entrevista con Ivette Rodríguez en Tinku Psicología y Coaching fue una exploración profunda y reveladora de las claves para el empoderamiento femenino. A través de su sabiduría y experiencia, Ivette nos mostró que el amor propio es la base de toda transformación y éxito en la vida, y que con las herramientas y el compromiso adecuados, todos podemos llegar a vivir una vida plena y satisfactoria.