La Nutrición: Un Pilar en la Recuperación de Adicciones

En una reciente emisión del programa Tinku Psicología y Coaching, conducido por la reconocida psicóloga y terapeuta Catalina Sarmiento, se abordó un tema fundamental en el tratamiento de las adicciones: la nutrición. La invitada especial fue Luna Violeta de Hita García, dietista-nutricionista especializada en adicciones en Orbium Desarrollo. Durante la entrevista, Luna compartió su experiencia y conocimientos sobre la crucial intersección entre la nutrición y las adicciones, destacando cómo una adecuada alimentación puede ser un componente esencial en la recuperación y prevención de recaídas.

Introducción a la Especialización de Luna Violeta de Hita García

Luna Violeta de Hita García se adentró en el campo de la nutrición aplicada a las adicciones tras observar las severas deficiencias alimentarias en sus pacientes. Su motivación surgió del entendimiento de que la salud mental y física están intrínsecamente ligadas, y que una mala nutrición puede obstaculizar significativamente el proceso de recuperación de una adicción. Como dietista-nutricionista en Orbium Desarrollo, Luna ha centrado su carrera en explorar y aplicar estrategias nutricionales que apoyen a sus pacientes en su camino hacia la sobriedad y el bienestar.

El Papel del Nutricionista en el Tratamiento de las Adicciones

La nutrición es un componente fundamental para alcanzar una salud mental óptima. Luna explicó que, frecuentemente, los pacientes con adicciones presentan patrones alimentarios muy deficientes, ya sea por exceso o defecto. Estas deficiencias pueden comprometer la efectividad de los tratamientos de adicciones, aumentando el riesgo de recaídas. El cerebro, que consume aproximadamente un 20% de la energía que ingerimos, necesita una nutrición adecuada para funcionar correctamente. Si no se proporcionan los nutrientes necesarios, el cerebro no puede adherirse eficazmente a los tratamientos, y los pacientes pueden experimentar dificultades para superar la abstinencia.

Impacto de la Nutrición en la Recuperación de Adicciones

Una dieta equilibrada puede influir significativamente en la recuperación de una adicción. El cerebro, siendo altamente demandante en términos de energía y nutrientes, se beneficia enormemente de una alimentación adecuada. Luna destacó que, durante la abstinencia, el cerebro puede buscar otras formas de satisfacción, como el consumo excesivo de azúcar, que activa la misma vía de recompensa que las drogas. Si no se presta atención a la dieta, los pacientes pueden desarrollar una adicción cruzada, sustituyendo una sustancia adictiva por otra.

Nutrición y Prevención de Recaídas

Una dieta equilibrada puede jugar un papel crucial en la prevención de recaídas. Luna enfatizó que ciertos nutrientes son esenciales para el buen funcionamiento del cerebro. Por ejemplo, el omega-3, un ácido graso esencial, es vital para la salud y estructura del cerebro. La deficiencia de omega-3 es común y puede afectar negativamente la recuperación. Asimismo, los antioxidantes presentes en frutas y verduras ayudan a disminuir la inflamación, que está asociada con la ansiedad y la depresión, mientras que las proteínas son fundamentales para la producción de neurotransmisores como la dopamina y la serotonina.

Cambios Nutricionales Comunes en Personas con Adicciones

Las personas con adicciones suelen presentar diversas carencias nutricionales. Por ejemplo, los pacientes con alcoholismo crónico suelen tener deficiencia de vitaminas del grupo B debido a la inhibición de la absorción de estos nutrientes por el alcohol. Esto puede llevar a condiciones graves como el síndrome de Wernicke-Korsakoff, que puede causar pérdida de memoria y problemas musculares. Por otro lado, aquellos que consumen cocaína crónicamente tienden a tener un índice de masa corporal muy bajo debido a la pérdida de apetito inducida por la droga. Estas diferencias subrayan la importancia de personalizar el enfoque nutricional según el tipo de adicción.

Consejos Prácticos para Mejorar la Nutrición

Luna ofreció varios consejos prácticos para mejorar la nutrición en personas que están luchando contra una adicción. En primer lugar, recomendó seguir una dieta lo más próxima a la dieta mediterránea, rica en vegetales, frutas, legumbres, frutos secos, semillas y cereales integrales. Es crucial también incluir pescados grasos pequeños, como sardinas y anchoas, para obtener omega-3 sin el riesgo de consumir metales pesados y microplásticos. Además, destacó la importancia de los antioxidantes y el magnesio, que ayudan a regular el estado de ánimo y el sueño.

Alimentos a Evitar en el Tratamiento de Adicciones

Es fundamental evitar alimentos altos en grasas saturadas y trans, azúcares y harinas procesadas. Estos se encuentran comúnmente en la bollería industrial y otros productos ultraprocesados. Las bebidas energéticas y gaseosas también deben ser evitadas, especialmente porque pueden recordar a los pacientes a las bebidas alcohólicas, aumentando el riesgo de recaída. Luna subrayó que el azúcar es particularmente problemático, ya que puede actuar como un disparador en el cerebro, perpetuando la adicción.

Desafíos Comunes en el Tratamiento Nutricional de Adicciones

Uno de los mayores desafíos que enfrenta Luna en su trabajo es incorporar verduras en la dieta de sus pacientes. Muchos de ellos no tienen el hábito de consumir vegetales debido a la falta de tiempo o motivación para prepararlos. La creación de rutinas de alimentación, descanso y actividad física es esencial para establecer una estabilidad que facilite la recuperación. Luna destacó la importancia de establecer horarios de comidas y una dieta equilibrada para mantener el enfoque y prevenir el desarrollo de nuevas adicciones.

El Futuro de la Nutrición en el Tratamiento de Adicciones

Para Luna, es crucial que haya más profesionales de la nutrición especializados en el tratamiento de adicciones. La investigación en este campo es escasa, y se necesita más atención y recursos para entender mejor cómo la nutrición puede apoyar la recuperación de adicciones. Luna espera ver un aumento en la dedicación de fondos y esfuerzos en este ámbito, así como una mayor presencia de dietistas-nutricionistas en los equipos de tratamiento multidisciplinarios. 

Conclusión

La entrevista con Luna Violeta de Hita García dejó en claro que la nutrición es un pilar fundamental en la recuperación de adicciones. A través de una dieta equilibrada y una atención meticulosa a los nutrientes esenciales, se puede mejorar significativamente la salud mental y física de los pacientes. Es imperativo que la sociedad y la comunidad médica reconozcan la importancia de la nutrición en el tratamiento de adicciones y trabajen para integrar a más profesionales de la nutrición en este campo crucial.