Astrid Flores es Licenciada en Psicología infantil y adolecente y creadora Psicovuela, hablando de validacion de emociones.

Pautas de Crianza para Niños y Adolescentes

A ningún padre o madre le dan un manual para cumplir con ese rol, pero con amor, respeto, empatía, y las orientaciones de especialistas, que estudian la conducta humana, pueden llegar a criar a sus hijos, para que lleguen a ser niños, adolescentes, y adultos felices. De esto y más, nos da a conocer la psicóloga, Astrid Flores, en esta entrevista.

¿Cómo elegiste especializarte en psicología infantil?

La psicóloga invitada contó que se especializó en el área infantil, porque desde muy pequeña, tenía una gran ilusión por ayudar a los niños, que padecían algún problema. En principio, ella quería ser pediatra, pero la vida la fue llevando a ser psicóloga, de lo que no se arrepiente.

Asimismo, manifestó estar muy agradecida con la profesión escogida, porque es una gran herramienta, y considera que es muy importante, enseñar desde temprana edad a los niños, a expresar y canalizar sus emociones de manera asertiva, porque les va a ayudar a la comunicación con sus padres.

¿Por qué consideras que hay que aprender a validar las emociones de los niños y los adolescentes?

Es importante validar las emociones en los niños, porque es en la primera infancia donde se forma la autoestima y la seguridad. Flores asegura que, “cuando un niño es validado, por lo que siente y por lo que piensa, será un niño seguro de sí mismo”, pero, por el contrario, si se siente señalado o enjuiciado, automáticamente, dejará de expresar sus sentimientos.

La especialista compara el no validar a los niños, con una válvula de tiempo, porque va a repercutir en la adolescencia, hasta llegar a tener la sensación de que no lo entienden, ser introvertido, o no expresar lo que siente. Por otro lado, después puede llegar a ser una persona demasiado impulsiva, que no sepa regular sus emociones.

¿Cuáles son los desafíos a la hora de comunicarnos asertivamente con nuestros hijos y poder lograr que ellos se sientan validados?

Los desafíos principales se encuentran a la hora de comunicarse, se pueden sentir juzgados, e intimidados por la figura de autoridad, que representan los padres, por lo que llegan a reprimirse, y evitar contar lo que les pasa. Entonces, si se sienten enjuiciados, los niños se van a cerrar, y no van a hablar.

Por esta razón, es importante reconocer esa parte, y también no criticar lo que dicen, ya que, lo que lograrán los padres, es alejarlos, en lugar de acercarlos. La sugerencia de la especialista, es entender que los niños tienen sus propias ideas y pensamientos, que van construyendo poco, a poco, con lo que papá y mamá les enseñan.

¿Qué pasa cómo podemos evitar como padres la frustración al no tener esa respuesta esperada de nuestros hijos?

En este caso, los padres deben ser pacientes, y empáticos, recordar que han pasado por esta etapa, y que tal vez, actuaron de esa manera diferente, aunque los tiempos eran distintos, pero cada uno tiene su esencia. Además, tienen que aprender a esperar el tiempo indicado para hablar con los hijos, y no presionarlos, porque de lo contrario, se va a experimentar su explosión en el enojo, por falta de una buena comunicación.

¿Cómo me gano la confianza de mis hijos?

La psicóloga infantil quiso mencionar algunos puntos que considera importantes, para ganar o recuperar la confianza de sus hijos:

  • Respetar sus emociones, pero para esto, primero tienen que conocer las propias, porque si no conocen las suyas, no van a reconocer las de su hijo.
  • Darle valor a lo que el niño les cuenta, prestar atención a lo que ellos relatan.
  • Brindarles tiempo de calidad.
  • Hablarle con respeto, pedirle opinión y hacer que se sientan escuchados.
  • Darles espacio y tiempo, para hacer sus actividades, y también darte tu espacio ambos van a necesitar su privacidad
  • Elogiar sus logros y demostrarles amor, por pequeños logros que sean, hay que reconocerlos.
  • Darles libertad para que tomen decisiones, de acuerdo a su edad, para que comiencen a desarrollar su autoconfianza.
  • No juzguen ni minimicen lo que les dicen o lo que sienten.

¿Qué dirías a esos padres que buscan desesperadamente que sus hijos desobedezcan?

Lo que sugiere Astrid Flores a estos padres es, establecer límites claros, coherentes en amor, sin ser rígidos y autoritarios, porque cuando los límites son inestables o nulos, es muy probable que los niños no obedezcan, por no tener claro lo que sí pueden, o no pueden hacer.

También es bien importante, explicarles la razón por la que se les pide algo, o se les da esa instrucción, sin utilizar típicas frases como “porque yo soy mamá”, “porque no”, o “porque yo dije que no, y no se hace”. Contrario a estas respuestas, la psicóloga señala que, hay que explicar a los niños, los beneficios que obtendrán al obedecer, ser ejemplo de amor, compromiso, y coherencia.

¿Qué herramientas recomiendas para lograr una convivencia armoniosa?

Primeramente, los padres tienen que ver qué están haciendo con su vida, porque los niños son un reflejo de lo que viven en casa. Un niño que llega a consulta, con un tema conductual, que no hace caso, ni obedece normas, es un niño que tiene una dificultad emocional, porque algo está viviendo en su casa.

Para Flores, esta situación, es razón para que los padres acudan a terapia primero, para ver qué está pasando en ellos, ya sea a nivel individual o de pareja, y posterior a esto, que el niño tome terapia, porque se van creando heridas emocionales en los niños, bien importantes y difíciles, que llega a repercutir en su adultez, sus relaciones interpersonales, ya sea con sus amigos, o con su pareja.

También es necesario que los padres, puedan identificar, primeramente, si tienen alguna emoción, ya sea agradable, o desagradable, para que puedan comunicarse con sus hijos, de manera asertiva. Evitar en lo posible hablar con los niños si están molestos, porque se pueden lastimar con palabras.

¿En qué otros proyectos estás involucrada?

Actualmente, la psicóloga infantil, ofrece terapias en línea, a niños, adolescentes y adultos.  Por otra parte, con su marca personal “Psico Vuela”, ha brindado cursos y talleres, tanto para niños, como para padres, en colegios y también en asociaciones.

Recursos que ofrece desde su marca

Pueden encontrar la información de “Psico Vuela” en redes sociales, como Instagram y Facebook. Esta marca la empezó hace algunos años, y el objetivo principal es compartir algunos tips, o información valiosa, para que puedan saber del tema de las emociones, la autoconfianza, y de la toma de decisiones.

Algún libro o película que recomiendes con respecto a la crianza

El libro que recomienda Astrid, alegando que es muy funcional para los niños, es “El Monstruo de Colores” de Anna Llenas, el cual les va a servir para empezar a identificar sus emociones, también se encuentra en vídeo. Además, refiere para los padres “Límites para con nuestros hijos” de Henry Cloud y John Townsend.